Commercia

Commercia

Terceira es desde el siglo XVI un centro atlántico de confluencia de rutas comerciales, de modo que al puerto de Angra llegaban no sólo de lugares lejanos, sino también de islas cercanas. Animado por muchos herreros, cerrajeros, carpinteros, zapateros y albañiles, Gaspar Frutuoso elogió la ciudad de entonces porque en ella “todas las cosas necesarias abundan y se venden por las puertas, y se están vendiendo por toda la ciudad, según a la costumbre de Lisboa, excepto el vino y el aceite de oliva, que sólo se venden en las tabernas, y la carne en las carnicerías, con lo que parece, y es, una pequeña Lisboa”.
La venta ambulante, talleres/tiendas de diferentes artesanos y grandes almacenes de comerciantes vinculados a la importación y exportación se concentraron en las calles céntricas de la ciudad y más cercanas al muelle, garantizando el abastecimiento urbano, pero también las necesidades de las zonas rurales de la isla y la enajenación de sus producciones.
Descarga el folleto y ve descubriendo
La ocupación comercial del centro de la ciudad continuó hasta el siglo XIX, cuando el final de la guerra civil, el regreso de los emigrantes brasileños adinerados y el propio desarrollo comercial y urbano, dieron lugar a la apertura de nuevos espacios comerciales con tipologías más especializadas que se extendieron sobre un área más amplia de la ciudad: las tabernas, cafés y pastelerías en el camino hacia el Páteo da Alfândega, mientras que los restaurantes, tabernas y lugares para comer prefirieron la proximidad del puerto y las calles de Sº Espírito o Caños Verdes; mensajeros en las calles de Palha y Rosa; galopadores, alfareros y salchichonerías en las calles de Guarita y Galo, ferreterías y fincas donde había marçanos dispuestos a convertirse en jefes.
Los grandes almacenes de Lisboa, como Armazéns do Chiado, tenían sucursales en Angra, pero los comerciantes locales apostaban principalmente por ser representantes de fabricantes y productores nacionales y extranjeros cuyos productos publicitaban en la publicidad que hacían de sus tiendas, y que también traían a los comerciantes de Praia da Vitória, abastecidos semanalmente por un carro que hacía el recorrido. En Praia da Vitória, la calle donde se concentra el comercio, aún hoy, es la Rua de Jesus, una calle que flanqueaba el convento del mismo nombre y que se abría desde la plaza hasta la plaza que marcaba el final del pueblo y donde estaba , también, una de sus puertas. Aquí, el desarrollo comercial cambió mucho más lentamente, y el punto de inflexión fue la instalación de la Base Aérea en 1941.
En cualquier caso, la actividad comercial, tanto en los núcleos urbanos como en las parroquias rurales, jugó un papel fundamental en la transformación de la isla, no sólo garantizando la sostenibilidad y el abastecimiento de las poblaciones, sino también por la vertiente de fomento del ocio y la sociabilidad que jugó, a través de la revitalización y dinamización de áreas que, por diferentes motivos, estaban siendo abandonadas y que, de esta manera, terminaron siendo recalificadas, seguras y atractivas para los nuevos residentes.
Profesionales que pueden guiarte en esta hoja de ruta:

Filipe Rocha

Guía turístico

Filipe Rocha

Guía turístico

Compartir con amigos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

La isla por las palabras de Nemésio

La isla por las palabras de Nemésio

Si quieres saber un poco más sobre esta isla, entender mejor lo que significa ser azoriano, admirar, sabiendo lo que estás viendo, los paisajes y lugares de Terceira, nadie mejor que Vitorino Nemésio, escritor portugués, nacido aquí mismo, en 1901, y que vivió hasta 1978. En el transcurso de una vida de más de 70 años, pasando por todos los momentos más relevantes de la vida portuguesa y azoriana y comenzando a escribir temprano, Vitorino Nemésio fue autor de algunos de los libros más destacados de la literatura portuguesa del siglo XX. No es, sin embargo, porque sea un escritor relevante y una personalidad prestigiosa que visitar la isla con él en compañía sea una excelente opción. Es porque, de “Mau tempo no canal” a “Festa Redonda”, a “Corsário das Ilhas”, a “Paço do Milhafre”, a “Sapateia Açoriana”, pasando por muchos otros, desde poesía, prosa, ensayo o colaboración De manera periodística, Nemésio rara vez dejó de inspirarse en las islas de las Azores y en esta isla de Terceira, universalizando su sentir, pero sin negar sus raíces, de manera soberbia.

Solar dos Remedios [Casa del Proveedor de las Armadas Indias]

“Estoy acomodado con familiaridad junto a las casas que fueron proveedoras de las marinas indias para avituallarse en las islas atlánticas, en una altura casi estratégica, que domina el interior de la ciudad y su salida a las montañas así como las pequeñas y bahía profunda a la sombra del río Monte Brasil sostenido por el castillo filipino. Así, sin salir del patio trasero, me inclino sobre las casas enteras, y recojo, a la izquierda, la silueta de las murallas y la iglesia que recuerda la restauración del dominio portugués en la fortaleza: a la derecha, el perfil de la Serra do Morião, una atalaya del mundo de las cuevas escondidas y del ganado salvaje y lechero.”
Vitorino Nemésio, "Corsário das Ilhas"

Iglesia de la Misericordia

“Y mis pasos, ya casi extraños, con lo empinado del callejón, llegarán a Santo Espírito como agua dócil a la levada. Santo Espírito es la primitiva advocación de las Misericordias de las islas. Aquí, justo frente al puerto, se encuentra la imponente iglesia de Angra, flanqueada por un mamparo, con dos macizas torres de estilo barroco austero y arqueado, en las que se respira la inspiración del siglo XVII de los arquitectos de la Restauración”.
Vitorino Nemésio, "Corsário das Ilhas"

Pátio da Alfândega (Patio de la Aduana)

“El arroyo de Angra, que nace en la raíz de Canta-Galo, junto a un castillo que lleva el nombre de S. Sebastião, casi muere en su Patio da Alfândega flanqueado por Misericórdia, cuyos hondos cimientos viene a lamer el surco de Ribeira dos Moinhos”.
Vitorino Nemésio, "Corsário das Ilhas"

Tanque do Preto

“Vamos a ver el negro. El negro está hecho de piedra y vomita agua a través de una pajita: ¡fue la primera escultura profana que he visto! Subo más alto, y oigo la vieja levada de los molinos: oigo cantar el agua pura, brava, que baja por las entrañas de la isla”.
Vitorino Nemésio, "Corsário das Ilhas"

Casa das Tias (la casa de la tía)

“Yo también era el amo en la casa palaciega de las tías, dominando las casas de los pescadores en la Rua de Baixo, Praia, en la Isla”.
Calle de la misericordia

Iglesia Madre

“Además de la escuela, es muy importante el ambiente de la sacristía Matriz, entre niños del coro, sacerdotes, cuidadores y sacristanes. Pero el campanario me asustó…”.
Conserva la memoria de las sucesivas destrucciones y reconstrucciones de Vila da Praia

Imperio de la caridad

“…y en el bodo da Caridade, en Figueiras do Paim o Portão do Barreto, dominio de los campesinos y caminos de la cabecera municipal”.
Figueira do Paim
Profesionales que pueden guiarte en esta hoja de ruta:

Filipe Rocha

Guia Turístico

Filipe Rocha

Guia Turístico

Compartir con amigos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

El Monte Brasil y las tres Fortificaciones de Angra

El Monte Brasil y las tres Fortificaciones de Angra

Ver la ciudad de Angra desde la loma de la Memoria, las murallas del fuerte de San Sebastián, la fuente de la bahía o el Pico das Cruzinhas, en pleno corazón del Monte Brasil y de la fortaleza de San Juan Bautista al oeste, significa revisitar más de tres lugares fortificados. Visitar Angra con la mirada que le proponemos en título es recorrer cinco siglos de visiones del mundo, en la diversidad de la arquitectura militar, los conceptos de defensa y ataque, en las evoluciones de la artillería y de las armas de fuego hasta la aparición de la aviación, y comprender, tal vez un poco mejor, el mundo en el que vivimos.

Monte Brasil

Hace poco más de 20 000 años, surgió un pequeño volcán junto a la costa sur de la isla de Terceira, que hasta entonces era realmente redondeada y creaba el edificio volcánico más imponente del litoral azoreño. Desde el punto de vista tectónico, el Monte Brasil se debe a un sistema de fallas paralelas al rift de Terceira, un centro de expansión de la corteza terrestre que atraviesa el archipiélago de las Azores y la parte oriental de la isla Terceira, englobando los volcanes de los Cinco Picos y de Guilherme Moniz-Pico Alto. Lo que vemos hoy resulta de dos fases de erupción distintas, separadas entre sí por un período de calma.
El acceso está sujeto a horario de lunes a domingo de 08:00 a 21:00.

Fortaleza de San Juan Batista del Monte Brasil

El enorme espacio fortificado (tres kilómetros cuadrados de área y cinco de perímetro) que constituye el Monte Brasil de hoy, resulta de la conquista de la isla Terceira en 1583 por Don Álvaro de Bazán, Marqués de Santa Cruz, convertido en grande de España precisamente por haber conseguido tomar las Azores, tras una campaña española de tres años.

Sufrió varias modificaciones y construcciones a lo largo de los años, siendo, de hecho, 500 años de construcción de estructuras con carácter militar.
Contactos para información y reserva de visitas guiadas a la fortaleza: (+351) 295 218 383 o museum.angra.agenda@azores.gov.pt

Castelo dos Moinhos

La primera construcción defensiva iniciada en las Azores se edificó en esta loma, hoy conocida como «da Memória». Aunque ya haya desaparecido, se trata en realidad del único castillo de las Azores, sea por la posición sobre el terreno o por el formato que se puede pronunciar con gran certeza, como de expresión casi cuadrangular con bastiones semicirculares, en el medio de cada paño de muralla. Dícese que parte de la plataforma elevada, donde está la pirámide evocadora de Don Pedro, todavía contiene partes de esa obra primitiva de fortificación. De hecho, al observar el lugar de la zona baja de la ciudad, aún hoy es fácil imaginarlo.
Puedes visitar este lugar desde Jardim Duque da Terceira.

Fuerte de San Sebastián

La fortaleza de diseño italiano, característica del Renacimiento, orgánica y ya con un sistema abaluartado perfectamente desarrollado, se trata en realidad de una plataforma de expresión triangular, edificada para permitir que la artillería pueda impedir cualquier intento de entrar en la bahía. Cruzaba fuego con el fuerte de San Benito, en la costa del Monte Brasil y en posición fronteriza. Durante la revuelta de 1641/42 fue primordial para impedir cualquier apoyo español al Monte Brasil. Para garantizar la defensa del puerto se realizaron obras en la batería baja en 1830, en el contexto de la guerra civil. En 1943, albergará el primer cuartel general de las fuerzas británicas que llegaron en octubre.
Hoy integrado en la Red de Pousadas de Portugal.
Profesionales que pueden guiarte en esta hoja de ruta:

Filipe Rocha

Guia Turístico

Filipe Rocha

Guia Turístico

Compartir con amigos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Vino, Uvas y Paisaje

Vino, Uvas y Paisaje

Las Azores eran espacios vírgenes y la organización del poblamiento, a partir del siglo XV, implicó la creación de espacios para el cultivo de la vid, superando las dificultades climáticas y territoriales, al mismo tiempo que se poblaba el territorio de elementos artísticos. Por lo tanto, le proponemos recorrer la isla Terceira con este tema de fondo, visitando lugares, observando elementos artísticos, percibiendo fragmentos de paisaje, experimentando sabores.

Paisaje Protegido de Biscoitos

La parroquia de Biscoitos, al norte de la isla, toma su nombre de cierto tipo de suelo, negro y fácilmente fragmentable, resultante de la lava y la escoria volcánica. Tras el poblamiento de las islas Azores, por los portugueses, en el siglo XV, estas zonas, de difícil aprovechamiento para otros fines, comenzaron a reconfigurarse, paulatinamente, para permitir el cultivo de la vid, dejando de ser tierras perdidas e inútiles. Las curraletas, laboriosamente construidas con paredes delgadas y con caminos diseñados y ubicados para no dañar el cultivo, pero garantizar el paso, crearon una extensión de cerca de 165 hectáreas, hoy integradas en las áreas bajo responsabilidad del Parque Natural de la Isla Terceira. ., donde coexisten con ecosistemas y hábitats naturales.
Hay un camino peatonal, que permite caminar por el Paisaje Protegido de Vinha dos Biscoitos.

La variedad Verdello y otros

La variedad Verdelho es una Vitis vinifera blanca, de vigor moderado, sensible al mildiú velloso y al mildiú polvoroso, que fue casi totalmente prohibida en el resto de Europa, cuando llegó la filoxera a mediados del siglo XIX. En las Azores permaneció en algunas islas, como Terceira, Graciosa y Pico. Sus uvas, traslúcidas, ligeramente oblongas y en racimos pequeños, dan un vino con acidez y cierta salinidad, destacable para este “terroir”, muy cercano al mar. Permite muy buenos vinos generosos y acompaña, sobre todo, a platos de sabores vigorosos como la siempre referenciada grupa de Terceira, donde destacan con su frescura las especias de la pimienta, el clavo y el laurel.
La visita al Museo del Vino es obligatoria y aquí se pueden degustar los vinos que se elaboran a partir de la variedad Verdelho.

Confraria do Vinho Verdelho dos Biscoitos

La Confraria do Vinho Verdelho dos Biscoitos, la hermandad más antigua de las Azores, es una asociación báquica, fundada en la isla de Terceira el 10 de marzo de 1993. Tiene su sede en la Parroquia de Biscoitos y los cohermanos visten una capa azul (color de la bandera de la Región), bordeada en oro (color verde). Para el emblema, la Cofradía eligió las armas de la Región Autónoma de las Azores, siendo la variante de los animales de color marrón, inspirada en los bueyes del Ramo Grande. La tamboladeira se basa en la arcilla «Taladeira», típica de la Isla Terceira, utilizada en la degustación de vino nuevo. Dado que sus principios y estatutos están destinados a defender, honrar, valorar, promover y difundir el Vinho Verdelho dos Biscoitos, así como todo el vino de calidad de la Región Autónoma de las Azores, la presión de sus miembros contribuyó a que, en la actualidad, la ideal para la producción de verdelho, o un paisaje legalmente protegido, integrado en el Parque Natural de la Isla Terceira.
Profesionales que pueden guiarte en esta hoja de ruta:

Filipe Rocha

Guia Turístico

Filipe Rocha

Guia Turístico

Compartir con amigos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Angra: Hoy y Antiguamente

Angra: Hoy y Antiguamente

Uma viagem ao longo de cinco séculos de história, a oportunidade para conhecer o património edificado que marca as diferentes épocas e estilos e que é o testemunho das vivências de uma cidade portuária e cosmopolita que deu novos mundos ao mundo. A sua posição geo-estratégica reflete-se no seu traçado retilíneo e moderno das ruas: aberta ao mar, Angra funcionou como ponto de escala obrigatória na época  dos descobrimentos, um oásis no meio do oceano atlântico para os navegadores, um abrigo contra os piratas e corsários que cobiçaram a sua riqueza e diversidade.

Angra do Heroísmo "Muito nobre, leal e sempre constante"

A sua centralidade, a riqueza do solo, a segurança da baía, e a sua monumentalidade fizeram de Angra do Heroísmo uma cidade com reconhecimento histórico mundial. Ligada à expansão marítima, esta cidade portuária foi escala obrigatória das frotas da América do Sul, de África e das Índias. Em Angra negociavam-se as especiarias, os metais preciosos das Américas, os tecidos nobres, as madeiras e os marfins, as têmperas e a imaginária religiosa. Nela, Filipe II construiu a sua maior fortaleza, depois da crise de sucessão 1580-1583 em que, heroicamente, Portugal foi apenas a ilha Terceira. Em 1828 é nomeada para capital de Portugal. Angra torna-se centro do Liberalismo. Dela partem os homens que viriam a redigir a primeira Carta Constitucional. A sua Câmara Municipal viria a ser condecorada, em 1837, pela Rainha D. Maria II com a mais alta insígnia do Estado Português: a Grã Cruz de Torre e Espada da Ordem Militar  Valor, Lealdade e Mérito, e acrescentando aos títulos de “Muito Nobre e Leal”, o “Sempre Constante” e “do Heroísmo” pelos serviços prestados durante a guerra civil.
Faça download do roteiro.

Sismo de 1 de Janeiro de 1980

Arrasada pelo terramoto de 1 de Janeiro de 1980, Angra soube reerguer-se estoicamente sem apagar o rosto característico das suas ruas, dos seus monumentos e das suas casas. Calcorrear as ruas à procura dos marcos históricos e arquitectónicos que deram a esta cidade  o estatuto Património Mundial da Humanidade, em 1983, é uma daquelas coisas que não se pode deixar de fazer. A cidade é encantadora não só pela componente histórica e cultural como também por toda a envolvente arquitectónica, natural e humana. Pelas ruelas de calçada portuguesa, é impossível resistir às pastelarias que acenam com a doçaria tradicional e mercearias que  fazem recuar no tempo ou apenas vaguear ao longo da sua baía e mergulhar nas águas límpidas do Atlântico aproveitando a pequena praia de areia.

Monte Brasil

O Monte Brasil, um antigo vulcão com origem no mar – o maior e mais bem preservado dos Açores, situado no extremo Sul da cidade circundado pela fortaleza, é um local místico. Existe um trilho pedestre sinalizado por entre uma flora exuberante. Ao longo do passeio vamos parando pelos miradouros até chegarmos ao destino, o Pico das Cruzinhas, de onde se tem uma visão sublime de 180º sobre Angra do Heroísmo, desde a Ribeirinha até S. Mateus.
O roteiro pode ser realizado a pé, de carro ou até mesmo de bicicleta e cada pessoa pode gerir o seu tempo da forma que lhe for mais conveniente.
Profissionais que podem guiá-lo neste roteiro:

Filipe Rocha

Guia Turístico

Filipe Rocha

Guia Turístico

Partilhe com Amigos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Terceira Liberal

Terceira Liberal

Imagina que, un día, lo que era verdad deja de serlo, que la vida – toda – cambia de rumbo por completo.

Así sucedió en Angra – se llamaba así – durante la guerra civil que atravesó Portugal entre 1828 y 1834, poniendo el país a hierro y fuego y transformando esta pequeña y orgullosa ciudad atlántica, casi de la noche a la mañana, en la capital del Reino de Portugal, partidario de la causa Constitucional y de una joven reina, D María II y en una base militar.

Detrás de todo esto había dos hermanos príncipes, Pedro y Miguel, muy parecidos en sus formas de ser, pero diferentes en su estructura de pensamiento e ideales. Pedro había logrado la independencia de Brasil, que había transformado en un Imperio y al que le había otorgado una Constitución. Ahora había sido llamado a defender los mismos principios constitucionales y liberales, en el antiguo reino de Portugal, donde hervían las consecuencias de las invasiones francesas y la presencia, abusiva, de tropas inglesas. Miguel, a su vez, fue un ferviente partidario de un gobierno más tradicional, en la línea de los partidarios del antiguo régimen, que regresó con fuerza tras la caída de Napoleón. En Portugal la gente, sobre todo rural, pero donde se incluían muchos intelectuales de pensamiento monárquico absolutista, estaba completamente de su lado. Miguel tomó el poder en Lisboa en junio de 1828 y, de repente, muchos defensores de las ideas liberales y constitucionales comenzaron a llegar a Terceira y a asentarse, apoyados localmente por un núcleo liberal decidido e incluso sabiendo que la mayoría de la población era “miguelista”.
Comience su recorrido en Fortaleza São João Baptista, el lugar donde estalló el primer movimiento revolucionario liberal.
Serán cinco años de batallas y escaramuzas, profundos cambios legislativos, monedas hechas de campanas, conventos extintos, militares abolidos, cuarteles por todas partes, guerrillas aventureras, un asedio inglés sin explicación fácil, casas quemadas para servir de ejemplo a quien se opusiera, veladas literarias. Angra y la isla de Terceira fueron así arrastradas al centro de una lucha que involucró a Portugal, Brasil y los intereses de potencias extranjeras como Francia e Inglaterra. Al final, cambiaría su nombre a Angra do Heroísmo y Praia se convertiría en Praia da Vitória. La “ratonera”, como la llamaban los miguelistas e incrédulos, se había convertido en la “roca de la libertad”. La pirámide amarilla, en lo alto de la colina, es el monumento la “Memoria” de lo que fueron esos años verdaderamente locos y cómo se logró la libertad constitucional en Portugal.
No deje de visitar Memória, un monumento erigido en memoria de D. Pedro, primer emperador de Brasil, cuarto rey de Portugal y duque de Bragança.
Profesionales que pueden guiarte en esta hoja de ruta:

Filipe Rocha

Guia Turístico

Filipe Rocha

Guia Turístico

Compartir con amigos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

América comenzó aquí!

América comenzó aquí!

Hace millones de años comenzó a aparecer el Océano Atlántico, en el proceso de separación de los continentes, abriéndose de Sur a Norte y permitiendo emerger la famosa dorsal atlántica. Las Azores nacieron de erupciones volcánicas, ligadas a esta evolución, que continúa en la actualidad. A mediados del siglo XV, antes de que Colón llegara a América procedente de las Azores, por allí paseaban Corte-Real, João Fernandes, el labrador, Pedro de Barcelos y otros. En la isla Terceira nació Simão Fernandes, quien, al servicio de Sir Walter Raleigh, participó, en 1587, en el intento de instalar lo que se conoció como la Colonia Perdida de Roanoke. Peter Francisco, héroe de los ejércitos de George Washington en las guerras de independencia, nació en la Isla Terceira. Aquí, en Praia da Vitória y en Angra, también ocurrieron episodios de la Guerra Civil Americana y el armamento de los corredores de bloqueo confederados. De estas aventuras hasta el día de hoy, aún podemos agregar la presencia estadounidense en la Base Aérea de Lajes y las cumbres de 1971 y 2003.

João Vaz Corte Real

A finales del siglo XV, los portugueses Pêro de Barcelos y João Fernandes Lavrador, así como los hermanos Gaspar Corte Real y Miguel Corte Real partieron de la isla Terceira, en un viaje de exploración por el Atlántico, llegando a Groenlandia y otros lugares que se creía sido visitados anteriormente por su padre, João Vaz Corte Real, y por otro navegante, Álvaro Martins Homem, 19 años antes de que Colón llegara a América.
Comienza el recorrido en el Miradouro do Cantagalo, donde transcurre toda la aventura de los primeros descubrimientos.

Simão Fernandes

Simon Fernandes (Isla Terceira, c. 1538 – c. 1590)
Navegante y pirata portugués del siglo XVI que dirigió las expediciones inglesas de 1585 y 1587 para fundar colonias en la isla de Roanoke, parte de la actual Carolina del Norte, pero entonces conocida como Virginia. Fernandes se formó como navegante en la famosa Casa de Contratación de Sevilla, pero luego tomó las armas contra el imperio español. Acusado de piratería en 1577, fue salvado de la horca por Sir Francis Walsingham, convirtiéndose en protestante y súbdito de la reina de Inglaterra. En 1578 entró al servicio de Sir Humphrey Gilbert y más tarde de Sir Walter Raleigh, piloteando la fallida expedición de 1587 a Roanoke, conocida en la historia como la «Colonia Perdida». Fernandes desaparece de los registros después de 1590, cuando partió con una flota inglesa hacia las Azores. Una copia de uno de sus mapas de la costa este de América del Norte aún sobrevive en la Colección Cotton, y fue una de las principales fuentes utilizadas por John Dee para su mapa de 1580 que justifica las reclamaciones inglesas sobre América del Norte.

Peter Francisco

El Increíble Hulk de la Revolución Americana
Nacido en una familia acomodada en Porto Judeu en la Isla Terceira, Peter Francisco era conocido como “El Gigante de Virginia”, el “Gigante de la Revolución” y el “Hércules de Virginia”, y fue honrado por la comunidad portuguesa en New Bedford ( Massachusetts). Luchó junto a George Washington y el marqués de Lafayette en defensa de la independencia de su patria adoptiva. «Estimado Sr. Peter Francisco, alguacil de la Cámara de Representantes y soldado en la Guerra Revolucionaria Estadounidense, felicitado por su intrépido coraje y sus brillantes logros«. Obituario de Richmond Enquirer
Visita el lugar donde nació Peter Francisco y donde fue secuestrado.

CSS Run'her

El Run’her fue un barco de vapor confederado que se hundió en la bahía de Angra do Heroísmo en 1864. Fue construido en Inglaterra en 1863, en los astilleros John & William Dugeon, para los Estados Confederados de América. En el contexto de la Guerra Civil de los Estados Unidos de América (1861-1865), este buque a vapor formó parte de una flota de cuatro esclusas, que transportaban equipos para el montaje y colocación de minas navales. Durante el viaje a la Confederación, hizo escala en Angra do Heroísmo, donde naufragó el 5 de noviembre de 1864, por un error de maniobra atribuido a su capitán, Edwin Courtenay.
Puntos de interés: Bahía de Angra do Heroísmo y Praia Grande Praia da Vitória

Operación Alacrity

Operation Alacrity fue el nombre en clave de una operación militar planificada por el Alto Mando de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, cuyo principal objetivo era la ocupación de las Azores por motivos estratégicos. La operación no se materializa porque el embajador británico en Lisboa, Ronald Campbell, junto a Anthony Eden, convencen a Churchill y Roosevelt de optar por la vía diplomática. La opción defendida por Ronald Campbell acaba triunfando. Inglaterra invoca la Alianza Luso-Británica y Salazar concede el establecimiento de bases militares en las Azores.
Punto de interés: Base Aérea nº4

Cumbre de Lajes (1971)

¡El Tercero en el centro del mundo!
La Cumbre de Lajes, en diciembre de 1971, en la Isla Terceira, fue el centro del mundo. Fue en la Posada Serreta, ahora abandonada, donde Marcelo Caetano recibió a los presidentes estadounidense y francés, Nixon y Pompidou, en una cumbre para enfrentar la crisis económica de la época. “Aquí se formuló el histórico Acuerdo de Azores, en el que por primera vez en 37 años. El dólar se devaluó en términos de oro. También se concretó la nueva relación de virtual igualdad económica de EE.UU., Europa Occidental y Japón, acuerdo que se concluyó luego de una serie de reuniones, que totalizaron 12 horas, solo entre los dos mandatarios, lo cual fue inusual. Podría ser uno de los tremendos acuerdos internacionales de la era de la posguerra.» por El neoyorquino
Visita a Estalagem da Serreta y Museo de la Base Aérea nº4

Cumbre de Lajes (2003)

El inicio de la guerra de Irak se dictó en medio del Atlántico.
George W. Bush (EEUU), Tony Blair (Reino Unido) y José Maria Aznar (España), recibidos por el Primer Ministro portugués Durão Barroso, se reunieron en la tarde del 16 de marzo de 2003 para una cumbre que culminó cuatro días después, en el madrugada del 20 del mismo mes, con el inicio de la intervención militar en Irak.
Visitas al Centro de Exposiciones FAP en la Base Aérea nº4 todos los viernes (24h previa reserva). + info contáctenos por email: turismo@cmpv.pt I telé. (+351) 295 540 106

Americanos en la isla

Hace 60 años que las familias americanas se quedan en la isla, partiendo de la presencia de 5.000 personas, cambiando cada dos años. Varias celebridades han pasado por aquí, como Frank Sinatra.
¡Descubre los lugares y actividades favoritos de los estadounidenses durante su estancia en la isla! Inspírate leyendo el libro Love Story de Joel Neto, para un retrato de los portugueses en el Campo de Lajes y los afectos que dejó el tiempo.
Profesionales que pueden guiarte en esta hoja de ruta:

Filipe Rocha

Guia Turístico

Filipe Rocha

Guia Turístico

Compartir con amigos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email