El Monte Brasil y las tres Fortificaciones de Angra

Ver la ciudad de Angra desde la loma de la Memoria, las murallas del fuerte de San Sebastián, la fuente de la bahía o el Pico das Cruzinhas, en pleno corazón del Monte Brasil y de la fortaleza de San Juan Bautista al oeste, significa revisitar más de tres lugares fortificados. Visitar Angra con la mirada que le proponemos en título es recorrer cinco siglos de visiones del mundo, en la diversidad de la arquitectura militar, los conceptos de defensa y ataque, en las evoluciones de la artillería y de las armas de fuego hasta la aparición de la aviación, y comprender, tal vez un poco mejor, el mundo en el que vivimos.

Monte Brasil

Hace poco más de 20 000 años, surgió un pequeño volcán junto a la costa sur de la isla de Terceira, que hasta entonces era realmente redondeada y creaba el edificio volcánico más imponente del litoral azoreño. Desde el punto de vista tectónico, el Monte Brasil se debe a un sistema de fallas paralelas al rift de Terceira, un centro de expansión de la corteza terrestre que atraviesa el archipiélago de las Azores y la parte oriental de la isla Terceira, englobando los volcanes de los Cinco Picos y de Guilherme Moniz-Pico Alto. Lo que vemos hoy resulta de dos fases de erupción distintas, separadas entre sí por un período de calma.
El acceso está sujeto a horario de lunes a domingo de 08:00 a 21:00.

Fortaleza de San Juan Batista del Monte Brasil

El enorme espacio fortificado (tres kilómetros cuadrados de área y cinco de perímetro) que constituye el Monte Brasil de hoy, resulta de la conquista de la isla Terceira en 1583 por Don Álvaro de Bazán, Marqués de Santa Cruz, convertido en grande de España precisamente por haber conseguido tomar las Azores, tras una campaña española de tres años.

Sufrió varias modificaciones y construcciones a lo largo de los años, siendo, de hecho, 500 años de construcción de estructuras con carácter militar.
Contactos para información y reserva de visitas guiadas a la fortaleza: (+351) 295 218 383 o museum.angra.agenda@azores.gov.pt

Castelo dos Moinhos

La primera construcción defensiva iniciada en las Azores se edificó en esta loma, hoy conocida como «da Memória». Aunque ya haya desaparecido, se trata en realidad del único castillo de las Azores, sea por la posición sobre el terreno o por el formato que se puede pronunciar con gran certeza, como de expresión casi cuadrangular con bastiones semicirculares, en el medio de cada paño de muralla. Dícese que parte de la plataforma elevada, donde está la pirámide evocadora de Don Pedro, todavía contiene partes de esa obra primitiva de fortificación. De hecho, al observar el lugar de la zona baja de la ciudad, aún hoy es fácil imaginarlo.
Puedes visitar este lugar desde Jardim Duque da Terceira.

Fuerte de San Sebastián

La fortaleza de diseño italiano, característica del Renacimiento, orgánica y ya con un sistema abaluartado perfectamente desarrollado, se trata en realidad de una plataforma de expresión triangular, edificada para permitir que la artillería pueda impedir cualquier intento de entrar en la bahía. Cruzaba fuego con el fuerte de San Benito, en la costa del Monte Brasil y en posición fronteriza. Durante la revuelta de 1641/42 fue primordial para impedir cualquier apoyo español al Monte Brasil. Para garantizar la defensa del puerto se realizaron obras en la batería baja en 1830, en el contexto de la guerra civil. En 1943, albergará el primer cuartel general de las fuerzas británicas que llegaron en octubre.
Hoy integrado en la Red de Pousadas de Portugal.
Profesionales que pueden guiarte en esta hoja de ruta:

Filipe Rocha

Guia Turístico

Filipe Rocha

Guia Turístico

Compartir con amigos
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email